Manifiesto Funcionarios Emprendedores (Manifiesto Funkzionata)

Los funcionarios y empleados públicos somos trabajadores privilegiados. Existen pocas profesiones más satisfactorias que servir a los conciudadanos. Nos sentimos orgullosos de ello, creemos en el valor de lo público como habilitador de la cohesión social y nos sentimos partícipes directos en la construcción diaria del Estado del Bienestar.

Se nos tacha de ineficientes y de anquilosados; como dijo Larra “así está establecido; así se ha hecho hasta aquí; así lo seguiremos haciendo”. Vivimos en un eterno retorno, en un continuo “Día de la Marmota”. Es hora de despertar, y los profesionales de la función pública, rompiendo las barreras de cuerpos y la cultura de siglos, somos la clave para activar la alarma del reloj.

Somos funcionarios, empleados públicos, servidores de la ciudadanía, sí, lo somos y nos sentimos orgullosos de ello. En contra de los falsos mitos sobre los funcionarios, sabemos hacer más cosas que darle palos al agua. Nunca jugamos al buscaminas ni al solitario, nos preocupa cuando vemos largas colas en cualquier ventanilla y nos gusta idear posibles soluciones. Somos funcionarios, sí, y no entramos por enchufe, sino superando duros procesos selectivos compitiendo con un buen número de opositores. Vale, sí, nos gusta el café, pero no más que a cualquier otro trabajador, no nos pasamos el día en la cafetería, no. Somos buenos trabajadores y no somos los únicos, la inmensa mayoría de mis compañeros lo son. De acuerdo, hay algunas ovejas negras, sí, como en cualquier otra empresa, pero hay mecanismos para castigarlas. Tenemos defectos, quizás no seamos los trabajadores más eficientes y competentes del mundo, pero intentamos mejorar. Somos servidores públicos, sí, y estamos del lado de los ciudadanos y ciudadanas, estamos para ayudarles, somos parte de ellos.

Un sector público de calidad es importante para nuestra vida cotidiana. El nacimiento de nuestros hijos y su educación, la planificación y diseño de los servicios esenciales y la obtención de los recursos que los mantienen, nuestra salud y la seguridad de nuestras calles, son realizadas por empleados públicos. Pero no podemos desarrollar estos servicios públicos solos. Necesitamos de una sociedad activa y un sector privado que nos ayude a encontrar las mejores soluciones a los nuevos retos económicos y sociales. Sólo en un escenario de confianza reforzada entre empleados públicos y sociedad será posible establecer esta colaboración y obtener todos los frutos posibles de la misma.

Y es que las necesidades de la sociedad actual son demasiado complejas como para ser satisfechas mediante servicios públicos diseñados y desarrollados únicamente por las Administraciones Públicas. No basta con que las Administraciones intenten automatizar los servicios públicos e incentivar el autoservicio a través de internet. El mayor impacto de la web estará en la mejora de los servicios mediante la transparencia, la participación y la colaboración, compartiendo conocimiento.

Las Administraciones Públicas deberían aprovechar la oportunidad que brinda la web social y reconstruir la relación no sólo con la ciudadanía, sino también con sus propios empleados públicos, abriendo las instituciones y proporcionando a los ciudadanos el poder necesario para que tengan un papel más activo en los servicios públicos. Como servidores públicos queremos que los ciudadanos comprendan totalmente todas las actividades emprendidas en su nombre. Creemos que los ciudadanos deben poder contribuir en las políticas públicas mientras son desarrolladas, puestas en práctica, y revisadas.

Queremos mantener una relación efectiva entre servidores públicos y ciudadanos, de forma que la ciudadanía esté activamente implicada en el diseño y provisión de los servicios públicos de largo alcance para aportar sus opiniones y con cada vez más poder de decisión. Queremos que toda la información de las Administraciones Públicas, desde los borradores normativos hasta la información presupuestaria sea de fácil acceso para los ciudadanos, que sea comprensible y reutilizable. Esto no es porque queramos reducir el papel de los Gobiernos de nuestras Administraciones, sino porque la colaboración abierta hará los servicios públicos mejores y mejorará la calidad en la toma de decisiones.

Sobre estos antecedentes, proponemos tres principios fundamentales para los servicios públicos:

  1. Transparencia: todas las organizaciones del sector público deberían ser ”transparentes por principio” y deberían proveer información pública clara y actualizada sobre todos los aspectos de sus actividades y procesos de decisión. También deberían existir mecanismos eficaces para que los ciudadanos pudieran destacar las áreas donde les gustaría ver una mayor transparencia. Al proporcionar la información, las organizaciones del sector público deberían hacerlo en formatos abiertos, estándares y reutilizables, con total respeto a aquella información que por razones de seguridad, privacidad o regulación específica deba quedar protegida. Debemos aspirar a una estricta equivalencia entre información pública e información online.
  2. Participación: las Administraciones Públicas deberían fomentar activamente la entrada de los ciudadanos en todas las actividades, desde la participación como usuario en la formación de los servicios, a la participación pública en la formulación de las políticas. Esta entrada debe ser pública para que otros ciudadanos puedan verla, debiendo las Administraciones dar sus respuestas públicamente. Para facilitar la participación efectiva de todos los ciudadanos que quieran hacerlo se deberían incorporar los mecanismos necesarios que eviten su monopolización por sólo una parte de la ciudadanía, así como otros usos que supongan su utilización como coartada o justificación para acciones que realmente no han nacido de procesos participativos. La capacidad para colaborar con la ciudadanía debe convertirse en la función principal de las Administraciones Públicas.
  3. Colaboración: las instituciones públicas tienen que actuar como plataformas para la creación de valor público. Las distintas Administraciones Públicas deben colaborar entre ellas de forma efectiva y real, creando canales de comunicación transparentes que fomenten la coproducción y el compañerismo en el desarrollo de las funciones de las distintas Administraciones. Sólo así se podrá aunar esfuerzos y aprovechar las sinergias para crear el mayor valor posible en la sociedad. Asimismo, los datos de la Administración deben ser puestos a disposición de modo que otros puedan reutilizarlos y crear valor añadido con facilidad. Las organizaciones públicas deberían permitir a todos los ciudadanos poder solucionar sus problemas por sí mismos proporcionándoles los instrumentos, habilidades y recursos, considerándoles los verdaderos propietarios de la información. Pero colaboración no significa abandono de la responsabilidad pública; hay que abrir los servicios públicos a la coproducción tanto con los ciudadanos, como con otras Administraciones y el sector privado, pero sin dejar los servicios públicos al libre albedrío de quien quiera proveerlos.

Reconocemos que la materialización de estos principios requerirá tiempo y recursos mientras los mecanismos de gobernanza son adaptados, pero creemos que ellos deberían estar en el centro de los esfuerzos para transformar las Administraciones Públicas. Los ciudadanos, e incluso los propios servidores públicos a título individual, ya están actuando sobre estas ideas y están transformando los servicios públicos “desde el exterior”, pero los Gobiernos de nuestras Administraciones deberían apoyar y acelerar este proceso.

Nosotros reclamamos a nuestros gobernantes la incorporación de estos principios a sus programas y proyectos de gobierno, garantizando que los ciudadanos disfrutarán de las ventajas de tener unas Administraciones Públicas transparentes, participativas y colaborativas cuanto antes.

En tanto nuestros gobernantes no impulsan este nuevo modelo de servicios públicos desde arriba, algunos servidores públicos hemos renunciado a quedarnos quietos. Poco a poco estamos contribuyendo al  desarrollo de una nueva cultura organizativa, estamos destapando la necesidad de evolucionar, apostamos desde abajo por unos servicios públicos más transparentes, participativos y colaborativos. Con nuestra actuación diaria contribuimos a ello.

Nosotros conformamos la nueva generación de servidores públicos. Una generación que se identifica con nuevas formas de actuar. Somos la generación deFuncionarios Emprendedores, somos Funkzionatas, y estos son nuestros principios:

  • Estamos convencidos de que la unidad básica de vida para nuestro trabajo no es el individuo, sino la colectividad. Los ciudadanos son nuestros mejores aliados, a quienes alentamos a expresar sus opiniones como parte integral del desarrollo continuo de la Administración. Juntos somos capaces de diseñar y prestar mejores servicios públicos.
  • Creemos en el potencial de las Tecnologías de la  Información como un medio de ampliar el alcance y efectividad de los servicios públicos. No se trata tan sólo de usarlas para hacer más con menos, sino de hacer mucho más con lo mismo.
  • Trabajamos en grupo y si las estructuras no lo permiten lo buscaremos de otro modo, de cualquier modo. Elegimos compañeros dispuestos a colaborar y compartir conocimientos, incluso de otras Administraciones. No estamos organizados, pero queremos construir una red, forjando comunidades, nuevas formas de hablar y de trabajar. Queremos una administración en red.
  • Tenemos un compromiso con el trabajo bien hecho, pasión por el trabajo bien hecho. Somos profesionales que queremos, necesitamos, sentirnos capaces. Desempeñamos nuestro trabajo lo más eficientemente posible teniendo en cuenta la rigidez de la Administración.
  • Nos gusta la comunicación; elegimos conversar mejor que elaborar sobrios informes. Nuestros servicios se han separado demasiado del público al que servimos.
  • Pediremos perdón antes que pedir permiso. Cometeremos errores, por supuesto, todos los humanos cometen errores, pero sólo así aprenderemos. Quien no hace nada nunca se equivoca.
  • Nos comunicamos y conversamos por diversos canales, aprovechando los recursos de la web social. Porque las conversaciones son el terreno donde confluyen ideas y se forman alianzas. La conversación no es una distracción para nuestro trabajo, es el auténtico trabajo.

Tras muchos días de la marmota nos estamos despertando. Hemos comenzado a establecer lazos entre nosotros. Estamos participando, colaborando. No queremos esperar más. Estamos construyendo una nueva Administración desde sus cimientos, los ciudadanos y sus servidores públicos, nosotros. Los políticos han de ser también nuestros compañeros de viaje. Porque funcionarios, políticos y ciudadanos estamos todos en el mismo barco, todos tenemos el mismo objetivo: mejorar nuestra sociedad.


Decálogo del inprendedor público (Funkzionata)

  1. El funkzionata se siente orgulloso del trabajo que desempeña porque cree en su papel como habilitador de la cohesión social y constructor diario del Estado del Bienestar.
  2. El funkzionata está al lado de la ciudadanía, está para ayudarle, para servirle.
  3. El funkzionata quiere y se esfuerza por conseguir un sector público de calidad donde prime la excelencia y se destierre la incompetencia.
  4. El funkzionata cree que los principios que debe regir en la Administración Pública son los de transparencia, participación y colaboración (pilares del Open Government).
  5. El funkzionata está convencido de que la unidad básica de vida para su trabajo no es el individuo, sino la colectividad.
  6. El funkzionata utiliza las Tecnologías de la Información como un medio de ampliar el alcance y efectividad de los servicios públicos.
  7. El funkzionata busca compañeros dispuestos a colaborar y compartir conocimientos para conseguir una administración en red, más efectiva, más dinámica y más eficaz.
  8. El funkzionata es un profesional que quiere y necesita sentirse capaz.
  9. El funkzionata compromete su honor en realizar su trabajo de una forma honesta y comprometida.
  10. El funkzionata sabe que para poder cumplir con su sueño de una Administración mejor no puede viajar solo, debe estar acompañado por políticos y ciudadanos.

6863028444_b9a4190354_b


Coaching homeopático del emprendimiento 3.0

Os pongo las normas básicas para emprender en tecnología. No da para decálogo, pero si para paja mental ;P

1- A tanto el sofocón.

Tienes que saber medir el valor de tu trabajo. Nunca, nunca, nunca debes confundir valor con precio. Si no valoras tu trabajo, el cliente no lo hará por ti. Tú tienes que maximizar el beneficio, el cliente tenderá a maximizar la utilidad.

2- Sin contrato, no hay trato.

Especifica las condiciones de la relación laboral, prestación de servicios, transferencia de conocimiento o lo que sea en un contrato. En negro sobre blanco, para que luego caso de que una de las partes no cumpla, tengas donde agarrarte.

3- Todo lo que es obligado, es trabajo.

Recuerda que por mucho que te guste tu trabajo, tendrás que hacer cosas que no te gustan. De ahí que debes tener claro cuáles son tus objetivos personales y contrastarlos con los laborales. Elige bien a tus cliente, elige bien los proyectos que te ofrecen y/o surgen y sobretodo aprende a decir NO a tiempo. Evitarás muchos dolores de cabeza.



Propósitos de año nuevo 2014

He leido por alguna parte, ahora mismo no recuerdo dónde, que para empezar el nuevo año hay que escribir los propósitos a conseguir en el mismo. Para que luego no caigan en saco roto y además se materialice físicamente la idea de las mismas.

Mis propósitos para este 2014 son:

- Mejorar el nivel de inglés, para ello me he inscrito en el curso online Tell Me More que ofrece la Universidad de Sevilla para el PAS. En el test de prueba de nivel he sacado un B1 sin estudiar ni ná… XD

- Aprender a jugar al padel, Ruth (mi señora esposa) me regaló tiempo ha una raqueta de padel y este año me ha regalado clases de padel. Así que también tengo pendiente crear un grupito para poder jugar al padel después… ;)

- Reciclar mis conocimientos de Seguridad Informática. He comprado un par de libros de pentesting (los nuevos CM de la seguridad informática) y quiero asistir a diferente eventos de seguridad informática para ver cómo esta el patio por estos lares.

- Reciclar mis conocimientos de gestión de grupos de trabajo. Con el nuevo ascenso a Encargado de Equipo (formalización de mi anterior puesto de “mamporrero informático”) tengo que aprender a delegar de forma efectiva a mis compis. Cosa chunga pues se han llevado mucho tiempo viviendo del gratis a costa de mi lomo… ¬¬

A ver si los cumplo. Dentro de una vuelta alrededor del Sol hablamos.


Mis andanzas con enciclopedia.us.es

Con motivo de un artículo que nos van a hacer en la revista de la Universidad de Sevilla, Juanan me ha enviado una foto que hace mucho tiempo nos hicimos, allá por el 2004.

100_6048

Aparte de la juventud y lozanía de nuestros rostros (hasta tenía pelo XD), podeis ver el servidor en el que empezó originariamente nuestro proyecto un PIII de recicle. Es el que esta arriba a la derecha sobre otro pc.

Después de actualizar el servidor y el software mediawiki sobre el que iba montado el wiki, el número de usuarios que consultaba la enciclopedia subió exponencialmente. Tanto que con el giga de memoria que tenía el servidor se nos quedó corto.

A esto hay que unir que tras varios meses sin poder dar un servicio decente, las versiones de mediawiki se sucedían y como no disponía de máquinas más potentes tuvimos que esperar al 2006 a que nuestros jefes nos dieran un servidor de rack de reciclaje, con doble núcleo y 2,5 gigas de memoria ram, para seguir vivos.

enciclopedia_2006

Tras esta migración de máquina pudimos dar servicio, pero aún necesitabamos más potencia. Ni que decir tiene que ni teníamos armario ni nada para colocarlo, así que lo puse encima de una mesa y a rular ;P

Allá por 2008 si la memoria no me falla pasamos de ese servidor de rack a otro HP DL360 que nos cedieron de refilón tras llorarle a nuestros jefes. Este server tenía 4 gb de ram, RAID 0 por hardware, tarjetas giga ethernet, vamos un pepino para la época.

Ya con este servidor tuve potencia suficiente para actualizar a la dichosa versión 1.5 de mediawiki, la cuál cambiaba la estructura de la base de datos de iso a utf. Y me costó la misma vida realizarla. No sin problemas, porque apliqué un parche de compresión que resultó estar bugeado y me corrompio parte del historial de cambios del wiki ;( Aún así, el funcionamiento general del sistema era estable y seguimos en la brecha.

Fue en 2008 cuando mis jefes se pusieron en contacto con Sun Microsystems antes de que fuera comprada por Oracle y nos dieron unas máquinas Solaris que anteriormente estaban asignadas al antiguo cluster de correo de la Universidad. Con esas máquinas levanté un sistema Activo-Pasivo Mysql, con el que tener un sistema de alta disponibilidad. Usando Solaris y Sun Cluster… divertido como ir al dentista :@

Como Oracle compró Sun Microsystem en el 2009,  no teníamos dinero para las licencias de mantenimiento hardware del sistema y  pasaron de nuestro proyecto, obligando a cancelar el proyecto del cluster msyql HA.  Así que usando una máquina antigua, pasé del cluster HA activo-pasivo solaris y volví a mi sistema anterior.

Y actualmente este es el estado actual de mis máquinas, sobre el que tengo montado la enciclopedia.us.es.

enciclopedia_2012


Comparativa de costes entre diferentes tipos de hosting para WordPress en España

En mi charla que di en la WordCamp Sevilla 2013, hice una explicación de cómo elegir un hosting para alojar un blog WordPress.

No quise ni hacer publicidad ni criticar a ninguna compañía de hosting por lo que no hice comparativas de precios. Al igual que tampoco puse los datos completos a la hora de confeccionar el formulario de compra del servidor real. Solamente di unos datos aproximados, interpolados, para que los asistentes se hicieran una idea del coste relativo de las diferentes posibilidades.

Ahora os expongo una breve descripción de los hostings que se pueden contratar en España, o mejor dicho, bajo legislación española. Pues si teneis problemas, por lo menos podréis poner queja de “derecho al pataleo” en la OCU.

El hosting compartido, es un hosting linux e incluye todo lo necesario para echar a andar un blog WordPress básico. Suficiente para un blog personal o de empresa que no requiera demasiados plugins y/o temas.

Con respecto al servidor virtual VPS, los requerimientos para trabajar con soltura en un blog WordPress Multisite, sin tampoco muchos plugins y temas. Estos requerimientos se pueden usar como base para un servicio de Cloud, pues no teneis que olvidar que un VPS rara vez se puede ampliar y según la compañía que os toque os dejarán o no, previo pago de la diferencia.

También recordaros que esto son datos que he sacado de internet, y NO ME HAGO RESPONSABLE DE LAS DECISIONES QUE TOMEIS PARA CONTRATAR VUESTRO HOSTING, ni tampoco pretendo HACER PUBLICIDAD EXPLICITA O IMPLICITA DE NINGUNA COMPAÑÍA. Lo único que hago es trasmitiros MI HUMILDE OPINION.

Las conclusiones a las que he llegado tras ver la comparativa es que si vas a montar un blog personal sin complicaciones y sin demasiadas funcionalidades lo mejor es contratar WordPress.com. Aparte de ser la opción más barata, es la más sensata. Tienes tu blog, tu dominio, te quitas de administrarlo y de paso financias directamente sin intermediarios a la comunidad WordPress.

Si lo que quieres es tener un poco más de libertad para poder personalizar tu blog WordPress, fuera de los margenes que te da WordPress.com con su servicio Premium, yo me decantaría por un hosting compartido en 1and1.es. Tienes más funcionalidades por el mismo precio y lo más importante, acceso SSH. Vital para realizar correctamente mysqldumps sin que el ancho de banda te tire el backup realizado con mysqlmyadmin, entre otras ventajas.

Para finalizar, para VPS, gustos los colores. Aquí no os digo nada. Que cada uno tome resp0nsabilidad sobre sus actos. Con que tenga 2 gb de ram es más que suficiente para que tu blog WordPress funcione con soltura. Lo único que os digo es que en informática es Bueno, Bonito y Barato. Elegid 2. Si es bonito y barato, no es bueno… ;P


WordCamp Sevilla 2013 @wcsevilla #wcsevilla

Este año no me he perdido la WordCamp Sevilla 2013, el encuentro de usuarios WordPress de Sevilla

Eramos 15 voluntarios que organizamos el evento. Buscar local para celebrarlo, patrocinadores para sufraguar los gastos, localizar ponentes, etc… Y durante el evento el trabajo físico. Poner mesas y sillas para los talleres, preparar café para la horda de asistentes, la comida, etc… (se comían 40 pizzas familiares en 10 minutos cronometrados…) y por último recoger todo el domingo. Un trabajo “agotador” pero muy muy reconfortante.

Vídeo de @nilovelez

Ver como la gente disfruta aprendiendo cosas nuevas, conociendo y/o desvirtualizando a otras personas de la comunidad WordPress, no tiene precio.

Han sido dos días de locura. Pero ha merecido la pena. Entre ponencias y talleres he aprovechado para conocer el estado de la comunidad WordPress en Sevilla y veo con ilusión que está creciendo a un ritmo imparable.

Ahora, mientras escribo estas líneas, tengo el cuerpo entumecido y la mente en estado letárgico (casi lisérgico… XD). Con las energías gastadas, tanto por el trabajo realizado, la superfiesta del sábado y el taller/charla que dí a última hora de la tarde del domingo. 

El domingo por la mañana creia que no me iba a levantar de la cama. Pero como hace más el que quiere que el que puede, saque fuerzas de flaqueza y terminé el día con la satisfacción del deber cumplido en el cuerpo.

Las 3 estrellas de General de la fiesta de WordCamp Sevilla 2013, dónde me lo pasé de puta madre aún dejándome para el arrastre al día siguiente.

1474584_10151836867533596_1312392868_n

El año que viene, seguro que repito. Allí nos veremos… XDDDDD



El resurgimiento del fascismo en España

Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario digital EL PLURAL, 2 de diciembre de 2013, y en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 3 de diciembre de 2013

Este artículo señala los componentes de la ideología totalizante existente durante la dictadura fascista en España que se están reproduciendo en amplios sectores de las derechas españolas, incluyendo medidas represivas semejantes a las que llevó a cabo el régimen dictatorial.

 

Uno de los mitos que ha promovido la estructura de poder centrado en el estado español es que la dictadura que existió en España desde 1939 a 1978 fue un régimen autoritario pero no totalitario, distinción desarrollada por el politólogo Juan Linz, que ha tenido una gran influencia en la cultura politológica del mundo académico español, desde el que se ha extendido a los establishments políticos y mediáticos del país. Este autor dividió los regímenes dictatoriales en regímenes totalitarios, que promovían una ideología totalizante que intentaba cambiar la sociedad y a los individuos que vivían en ella, tal como -según Linz- lo hacían los regímenes comunistas, y en regímenes autoritarios, que eran regímenes que utilizaban el poder del estado para defender una estructura de poder mediante medios autoritarios, no democráticos, pero sin intentar cambiar la sociedad, careciendo de una ideología que la cohesionara y que intentara cambiarla. Según Linz, un ejemplo de ello fue el régimen liderado por el General Franco. Ni que decir tiene que los defensores y apologistas del régimen dictatorial español promovieron esta versión de lo que fue aquella dictadura, negando su carácter totalitario, portador y promotor de ideologías totalizantes.

 

Encuentro esta versión de lo que fue la dictadura profundamente apologética y propagandística, carente de credibilidad científica. Es importante señalar que España es uno de los pocos países en el que se conoce a aquella dictadura con el nombre de dictadura franquista. En la mayoría de países democráticos a esa dictadura, sin embargo, se la conocía y definía como fascista. Cuando, por ejemplo, el Sr. Samaranch fue a Atlanta, EEUU, para preparar los Juegos Olímpicos en aquella ciudad, el The New York Times se refirió a él como “el delegado de deportes del régimen fascista liderado por el General Franco”.

El término franquista, utilizado en España, conlleva la asunción de que aquella dictadura fue un régimen caudillista, es decir un régimen liderado por un caudillo cuyo objetivo era mantener el orden social del país, lo cual hacía utilizando medios autoritarios. En este esquema, desaparecido el dictador, desaparece la dictadura. Ahora bien, el régimen era mucho más que caudillista. La ideología que sostenía aquella dictadura era una ideología totalizante, que se reproducía predominantemente a través del estado y que sobrevivió al dictador y a la dictadura. Esta ideología fue el nacional-catolicismo, promovido por los aparatos ideológicos del estado, que afectaba a la totalidad de la sociedad y a los individuos que vivían en ella, invadiendo incluso las esferas más íntimas de la personalidad de los españoles, que incluían desde el comportamiento sexual, al idioma y cultura mediante los que el individuo debía expresarse. El régimen imponía toda una serie de normas de comportamiento y de pensamiento. En realidad, fue uno de los regímenes con una ideología más totalizante que hayan existido en Europa.

 

El nacionalismo españolista era un nacionalismo extremo, de carácter racista (el día nacional se llamaba el día de la raza), sumamente excluyente, que estaba basado en una visión imperial del Reino de España y con una concepción radial del estado, centrado en Madrid, la capital del Reino. España era la única nación del país y la más antigua de Europa y tenía una misión civilizadora. Otras concepciones de España eran reprimidas y eliminadas, definiéndoselas como anti España. Este nacionalismo españolista estaba intrínsecamente ligado al catolicismo clerical jerárquico español, que era parte del Estado español. No es que la Iglesia apoyara la dictadura; la Iglesia fue un componente claro de la dictadura, hecho que la jerarquía católica todavía hoy niega a pesar de la enorme evidencia de lo contrario. Los sacerdotes estaban pagados por el Estado y el dictador nombraba a sus obispos. La hipocresía de la Iglesia, negando esta realidad, alcanzaba niveles hiperbólicos.

 

Los aparatos apologéticos del Estado –incluso ahora, los existentes en la llamada época democrática- negaron las características de aquel estado, siendo la máxima expresión de este aparato el Diccionario Biográfico Español  promovido por nada menos que la Real Academia de la Historia, que une a su ausencia de rigor científico una desvergüenza antidemocrática. Un gran número de sus capítulos solo pueden definirse como meros panfletos ultraderechistas que en muchos países democráticos estarían prohibidos o serían ampliamente rechazados.

Aunque estos volúmenes alcanzan niveles extremos de reproducción de esa visión nacional-católica españolista, el hecho es que esa ideología impregna a grandes sectores de la sociedad española. Cuarenta años de dictadura, seguidos de treinta y cinco años de una democracia enormemente limitada y supervisada por la Monarquía y por el Ejército, han imposibilitado el cambio profundo de esta ideología, que la derecha española (que, en el abanico de opciones políticas europeo, encaja en la ultraderecha) y personalidades de la socialdemocracia española como José Bono y compañía (entre otros) sostienen.

 

Declaraciones recientes de dirigentes españolistas reproducen esta ideología. Ejemplos: El Sr. Aznar sostiene que “España es la nación más antigua de Europa”, el cardenal Rouco que “cuestionar la unidad de España es inmoral”, el Sr. Bono que “la grandeza de España se basa en su unidad” y un largo etcétera. En estas declaraciones, la unidad implica una visión excluyente de España que no admite otro tipo de Estado plurinacional que no sea el actual mononacional.

 

Esta visión está alcanzando un nivel asfixiante con las medidas represivas que el actual gobierno del PP está imponiendo como la de multar con 30.000 euros a lo que un policía –la mayoría de mentalidad de derechas- defina como un insulto a España, medida altamente represiva que recuerda a la dictadura. Es el reavivamiento del fascismo que nunca nos dejó.

 

Una última observación. Este sistema totalizante se reproduce también a través de los medios. Existe hoy una dictadura mediática –sí, una dictadura mediática- que no permite la diversidad ideológica que debería estar presente en una democracia. Un ejemplo de ello es que este artículo no sería aceptado para su publicación en ninguno de los cinco rotativos más importantes de España. De ahí que tenga que pedirle al lector que, independientemente de su acuerdo o desacuerdo con su contenido, lo distribuya ampliamente, por mera coherencia con su sensibilidad democrática.

enlace: http://www.vnavarro.org/?p=10132


Página 1 de 3123
%d personas les gusta esto: